jueves, 16 de octubre de 2008

Buscando casa.

Lo primero que debe hacer un joven sobradamente preparado es emanciparse. Se podría pensar que irse a Finlandia es suficiente emancipación. No diré que no, pero vivir en casa de una amiga no termina de ser una falta de independencia. Así que mi próxima misión era encontrar una casa de alquiler a la que irme a vivir.

Me las prometía muy felices porque toda la información que me había llegado apuntaba a que esto no era como España. La vivienda en Finlandia sigue siendo un bien de primera necesidad y existen bastantes casas para alquilar a precios razonables. Incluso Josu* podría encontrar una casa por aquí.

Así que ahí estaba yo buscando en internet posibles casas para ver.
Pronto me dí cuenta que había descubierto un filón. Sí, no llevaba ni una semana en el país y ya había encontrado una oportunidad de negocio excelente. Vender páginas web multi-idioma a las inmobiliarias. Y es que por más que navegase, no había forma de encontrar páginas en inglés. Supongo que no hay muchos zumbados de otros países que vengan a vivir a Finlandia.

Después de mucho tiempo invertido, dí con un par de ellas que podían ser candidatas. Así que me fui a la cama con una agradable sensación: mañana iba a ser mi día de suerte. Iba a encontrar un piso precioso.


DIA 1

Sé que el hecho de poner aquí "Día 1" da a entender que realmente dicho día no salió tal y como yo esperaba. Pues sí, fue un desastre.

Me levanté temprano y me dirijí a primera hora a la inmobiliaria, donde me atiendió una agradable agente que parecía haberse tragado a un par de compañeros suyos. (Ojo, no es una simple crítica. Tiene su importancia posterior).
E: Hola, quiero alquilar un piso de dos habitaciones en el centro y he visto en internet uno que me podía interesar. En la calle xxxxxxxx.
A: Lo siento mucho pero está alquilado, pero tengo uno de las mismas características que podría interesarte. Si quiere se lo puedo enseñar en media hora. ¿Quedamos en la puerta en media hora?

E: Perfecto! (Por fin empezaba la acción!)


Cuando llegué a la dirección se me vino un poco el alma a los pies. El portal era bastante viejo y estaba muy descuidado. Pero me había dicho que habían reformado el piso por dentro, así que intenté animarme.

Creía que había conseguido superar mi asombro inicial, pero una visión me devolvió a mi estado de shock. Sí, era la inmensa y sofocada agente inmobiliaria que venía en dirección a mi.... montada en una bicicleta! Gracias a Dios que la bicicleta no es un ser vivo, porque llega a ser un burro y los de greenpeace se cuelgan de la torre del ayuntamiento! La imagen era dantesca: las gomas de las ruedas a punto de estallar, las llantas casi dobladas y el sillín... ¿realmente existía un sillín? Porque yo no era capaz de verlo! Cuando bajó de la bicicleta debío ver mi cara de asombro y pensó que era porque no me había gustado mucho el portal (lo cual también era cierto), porque me dijo:
A: No te preocupes, que el piso está "in a good shape"
E: Sonrisa (Tú sí que estas "in a good shape!")

Sabía que la educación en Finlandia es la mejor de Europa y que le dan mucha más importancia a la práctica que a la teoría. También sabía que tienen muchas asignaturas de manualidades. Pero lo que nunca había pensado es que los alumnos de primaria se dedicasen a reformar casas! Y es que ese trabajo no podía haberlo hecho un profesional. Para ser justo he de decir que el suelo era nuevo y estaba bien montado, pero el resto era un desastre. La pintura...abstracta, los interruptores que usó Edison con sus pruebas de la bombilla (entiendo que no los cambiasen porque son niños y no deben jugar con electricidad) y el baño y la cocina sacados de un "Cuéntame" finés.

Sólo pensaba en salir corriendo de allí. Pero con la carrera que se había pegado la agente inmobiliaria para llegar al piso y el sudor que le corría por la frente pese a los tres grados que había en la calle, temía que siguiese conmigo sus prácticas fagocitarias si le decía que no me había gustado nada. Así que haciendo uso de una enorme dosis de diplomacia le dije: "Muy bonito, pero no quiero cojer el primero que vea. Me gustaría comparar". Y vaya si comparé con el siguiente... mejor omito los detalles.

DIA 2

Siempre cuando alguien que las cosas no pueden ir peor, algo se acuerda de recordárselo. Y eso es lo que me pasaría a mi este día.

Algo menos animado, pero todavía con esperanzas, fui a otra inmobiliaria. Como era incapaz de encontrar pisos por internet decidí que esta era la mejor forma de conseguir un piso: cosa que me había funcionado bien en Bilbao. Así que allí estaba yo, contándole mis penas a una simpatica agente inmobiliaria.
E: Quiero alquilar un piso por el centro y blablabla....
A: Creo que tengo uno que puedo enseñarte en la calle xxxxxx. Espera que cojo las llaves de mi coche y vamos a verlo.
E: Sonrisa (Sí, señor. Una tía eficiente!)

Cuando llegamos al coche, saca de la guantera lo que creía era una cámara de fotos mientras me dice sonriendo:
A: Es la primera vez que voy a este piso.
E: Sonrisa (Ah! Claro. Entonces va a sacarle unas fotos para enseñar luego...)

Pero de pronto coloca la "presunta" cámara de fotos en un enganche del parabrisas y me doy cuenta que era un GPS!!! No podía creer lo que me estaba pasando. Mi vista pasaba continuamente del mapa que llebava en la yo en la mano al GPS y de ahí a ella. Y vuelta a empezar.... El edificio al que íbamos estaba en la calle paralela a tres manzanas de ahí!!!! No diré la típica frase de "Es que es mujer", pero Dios sabe que lo pensé!

Enciende el GPS, mete la dirección de la calle y se queda parada sin arrancar el motor. Me mira, sonrie y me dice: "Es que este navegador es un poco lento". Ahí estabamos los dos sentados en un coche parado esperando a que el navegador cogiese señal. Después de minuto y medio de reloj, el navegador empieza a emitir órdenes en finés y ella arranca el coche. A los 10 metros de haber comenzado a dirigirnos a nuestro destino, el navegador se apaga de repente y ella aparca el coche en el lateral de la calle.
E: Estupefacto (Yo juraría que era en la calle paralela)
A: Vaya, se ha quedado sin batería! (Sonrisa).
E: (Flipado)
La miré, miré el GPS, miré el cuadro de mandos del coche y sólo pude decir:
E: Al menos tenemos suficiente gasolina para llegar.

Así que después de encender el GPS de nuevo, conseguimos llegar a la casa. Creo que no aporta mucho decir que no era una gran casa, que no era capaz de abrir la puerta, que no sabía donde estaba la lavadora, etc. Sin embargo no puedo omitir lo que pasó a continuación.

Salimos del edificio y le pido si puede acercarme a la agencia, pues quería ir a otra bastante cerca. Me dice que sí, enciende el GPS y, después del tiempo de espera correspondiente, arranca el coche y nos ponemos en camino. En el primer giro veo una señal de prohibido, grande como un sol, en la entrada de la calle. Me extrañó un poco porque los finlandeses son poco amigos de hacer pirulas, pero pensé que como era una distancia corta... Llegados al cruce esperaba que torciese para coger la perpendicular, pero sigue por la misma calle con otro prohibido como otro sol a la entrada. Ya empiezo a preocuparme, así que la miro y digo:
E: Creeeeeeo que no vamos muy bien por aquí.
A: Sí, eso pensaba yo. Pero el GPS es lo que dice.

No me lo podía creer, estaba siguiendo las indicaciones del GPS a persar de las señales de prohibido. De todas formas el siguiente cruce estaba ahí mismo y giraría por la perpendicular....
Pero no!!!! Como el GPS decía que recto, ella siguió recto!!!! Gracias a Dios que sólo eran tres manzanas que si no me veo en la página de sucesos! Así que nada más bajar del coche tuve que esforzarme para reprimir las ganas de ponerme de rodillas y besar el suelo como hacía el Papa.

Nos despedimos tras asegurarme que no tenía ningún otro piso para ver. Sólo cinco minutos después, cuando iba andando camino de la otra inmobiliaria, recibo una llamada de la simpática agente que me dice riéndose que tenía otra casa para ver, que se le había olvidado. Y ahora me hago una pregunta: ¿Cómo alguien puede olvidar una casa que se encuentra en ese mismo edificio, justo encima de su cabeza? Sin comentarios.

Podría seguir contando la historía de la búsqueda de pisos, pero creo que no acabaría nunca este artículo, así que quizá para una próxima publicación.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
* Josu: mil eurista con pinta de robar bolsos a abuelas que sólo ha conseguido que le enseñen lamentables zulos en Bilbao. Un abrazo, Josu!

3 comentarios:

Ana dijo...

Como me acuerdo de la tipica serie "Cabeza Canoa" o esa serie del plus que veíamos del tio que iba en bicicleta que era un puro desastre... después de leer tus peripecias.
Creo que la crisis inmobiliaria llegará pronto a esa país si lo siguen dejando en tan "cualificadas" manos.
Cuidate mucho, hermanito, te queremos. Besos

Adrián Lamas (El Rey de las Camas) dijo...

Bueno, no se si creerme todo lo que te está pasando...Al final voy a pensar que te has ido a una playa paradisíaca a escribir un libro en tono de comedia porque vamos, lo que cuentas no es normal :p
Que no te veamos en la página de sucesos, cuidate.
Un abrazo

entropia dijo...

Vaya vayaa,
me han comentado en la cadena de montaje de Lantik que andas poniéndome como ejemplo de buena presencia y saber estar. La verdad es que me ha hecho ilusión que tuvieras tan buen concepto de mi, lastima que después me hayan pasado la dirección de este blog para leer con mis propios ojos que me describes como ...
...¡¡un mendigo carterista!!
No te imaginas lo mal que me ha sentado que des esa distorsionada imagen de mi. Sólo me reconforta saber que has hecho aún más daño a Kepa dejándolo al frente de "Renta Básica", no come, no duerme y, a veces, rompe el silencio de la oficina aullando tu nombre ¡Qué está pá que lo encierren en uno de esos zulos que mencionas!
Pues eso, pásalo bien y a ver si aprendes algo de fines, por lo menos para poder contestar las preguntas de la niña de 7 años(si es que hoy en día los niños formulan unas preguntas que ni Wittgenstein en su primera etapa ¿qué nO?)
postdata: Un saludo desde el infierno y recuerda que volverás, quieras o no, volverás(y Kepa te estará esperando con un montón de preguntas sobre "Renta Básica")